Saltar al contenido

Reducir la hipertensión, ¿Cuáles son los pasos a seguir?

Pautas a seguir para reducir la hipertensión

Bastante gente en el mundo entero padecen de presión arterial alta, aun en el momento en que creían que tenían buenos hábitos alimentarios y de vida. No tenemos la posibilidad de ignorar este inconveniente, debemos reducir la hipertensión en tanto que esto puede ocasionar arritmias y otros inconvenientes cardiacos. Veamos mas sobre este tema, ¡Adelante!

Que es la hipertensión

Es una patología crónica, por el hecho de que en el momento en que la tensión sube, difícilmente regresa a la normalidad. No obstante, existen algunos hábitos de los que vamos a hablar más adelante que tienen la posibilidad de cambiar sus escenarios. Sí, se precisa rastreo médico y medicación para sostener la tensión bajo control.

Se aconseja tener un tensiómetro en el hogar para medirla todos y cada uno de los días, pues de esta manera tenemos la posibilidad de confirmarnos de que el fármaco que estemos tomando está funcionando. A veces es requisito cambiar la medicación en múltiples ocasiones hasta localizar el más conveniente para el paciente..

Si tu médico te diagnostica hipertensión, te va a dar ciertos hábitos con relación a tu nutrición y modo de vida. Es primordial proseguirlos, por el hecho de que en caso contrario no vamos a poder sostener la tensión bajo control.

Cambia tus hábitos para reducir la hipertensión

En este momento que sabe qué es la hipertensión y las graves secuelas que tiene en lo referente a su salud, lo alentamos a que consulte esta lista de cosas que puede realizar para bajar su presión arterial y sostenerse saludable.

Quizá te interese :  ¿Manos secas en invierno? Aprende a protegerlas

Reducir el consumo de alcohol

El alcohol se encuentra dentro de las primordiales causas del incremento de la tensión, siempre y cuando no se tome con moderación. Beber una copa de vino cada día, con las comidas no habría de ser un inconveniente mientras estés tomando los fármacos correctos y mezclando esta medida con el resto que te mencionaremos ahora. No obstante, un mayor consumo hace la presión arterial alta y puede apresurar las patologías e inconvenientes relacionados.

Se estima que consumir cerca de 40 gramos de alcohol cada día asimismo puede reducir la presión arterial, si bien a un individuo hipertenso que no bebe jamás se le debe sugerir tomar para bajar la presión arterial.

Alimentos

Somos lo que ingerimos. No nos cansaremos de repetirlo, y en un caso así la nutrición juega un papel primordial. Existen algunos alimentos que debemos eludir por el hecho de que nos dañan en buena medida y otros que debemos consumir por el hecho de que nos asisten a reducir la tensión. Por poner un ejemplo, los alimentos a eludir son:

  • Alimentos procesados, por su contenido elevado en sal. Estos son las latas de comida precocinada, papas fritas, snacks, chocolates, hamburguesas y comida rápida y todo lo relacionado.
  • Salsas. Da igual si son caseras o no. Las salsas tienen bastante aceite, y por consiguiente grasa, tienen mucha sal, el mayor enemigo de la hipertensión.
  • Añada menos sal a sus comidas. Da igual si compras sal baja en sodio, con el tiempo agregarás mucho más pues esta clase de sal es mucho más sosa y consumirás exactamente la misma cantidad que la sal habitual. Lo normal es ir habituando de a poco el paladar a comer menos.
Quizá te interese :  La vigorexia o cuando el ejercicio físico y la nutrición correcta dejan de ser sanos

Los alimentos que debemos consumir son:

  • Incrementa el consumo de potasio. Este elemento contribuye a achicar la absorción de sodio y sus efectos sobre la presión arterial.
  • Incrementa tu consumo de frutas y verduras.

Lee las etiquetas

Si no lo realiza, leer las etiquetas de los alimentos es un hábito que tienes que tener, en tanto que merced a ellos puedes saber el contenido de sodio de cada alimento. Rechace esos con contenido elevado de sodio y opte por alimentos frescos y bajos en sodio.

Haz ejercicio

El ejercicio es fundamental para reducir la hipertensión. Se aconseja realizar una media de 150 minutos por semana, pero sin olvidar la perseverancia para conseguir objetivos. El ejercicio va a ayudar a aplacar la hipertensión, si ahora la tienes, y si tienes la tensión alta, ayudara a evitar que llegue a extremos peligrosos.