Saltar al contenido

Dieta saludable para no subir de peso en verano

Dieta para no engordar en verano

Todos entendemos que en verano nos relajamos en todos y cada uno de los sentidos. Las vacaciones favorecen tanto para el reposo y a las considerables comidas con amigos y familiares. Para que no subas de peso en verano, hemos recopilado una sucesión de consejos para ti, incluyendo una dieta que te va a ayudar a estar en el buen camino.

¿Por qué razón engordamos en verano?

Los endocrinólogos afirman que los españoles engordan entre 3 y 4 kilogramos de media a lo largo de las vacaciones veraniegas. Es una lástima que tras pelear todo el año por lograr y sostener el peso ideal, perdamos la guerra. Para no acrecentar de peso en el verano, la regularidad es esencial. Esto no quiere decir que no vayas a un bar a comer paella. Lo más esencial es que sepas compensar tus excesos.

En el primer aspecto, el verano semeja el instante idóneo para adelgazar. Con el calor nos agradan más las ensaladas, la fruta fría y el gazpacho. Pero, ¿Quién puede resistirse a una cerveza bien fría en la playa, unas tapas o un óptimo helado? Todas y cada una estas tentaciones combinadas transcurrido el tiempo libre fuera de casa se multiplican. ¿Qué tenemos que llevar a cabo?

Sugerencias para no engordar en verano

Entre los fenómenos que se dan a lo largo de las vacaciones es el llamado apetito sensible. En otras palabras, estoy poco entretenido, no sé qué realizar, conque comeremos. Este acto impulsivo de mordisquear por aburrimiento es lo que nos hace engordar en verano. A fin de que esto no ocurra, es esencial continuar estos consejos.

Quizá te interese :  Dieta alta en proteínas, ¿qué es y cómo hacerla? ¡Descúbrelo!

Tome su tiempo

Ahora entendemos que el verano es para reposar. No obstante, halle su momento de libertad con ocupaciones que quemarán calorías. Ofrecer un recorrido tras cenar, practicar deporte en la playa, llevar a cabo senderismo por algún rincón apartado, caminar en bicicleta y, más que nada, descuidarse del turismo.

No abusar de las calorías vacías

En otras expresiones, alimentos y bebidas que aportan mucha energía pero pocos o ningún nutriente. Hablamos de refrescos, licores, salsas precocinadas, repostería industrial, jugos envasados, snacks ultra procesados, etcétera. Reemplaza estos alimentos por fruta fría, piscolabis naturales, gazpachos, ensaladas, carnes y pescados a la brasa.

Impide los horarios fuera de control

En verano nos levantamos tarde, ingerimos en el momento que y donde deseamos, cenamos tarde… Este descontrol del tiempo impide que tengamos la posibilidad de sostener un cierto orden en nuestros hábitos. Toda esta situación provoca que se consuman alimentos menos saludables que cambian la microflora intestinal favoreciendo la aparición de trastornos gástricos.

Hidrátate bien

Nuestro cuerpo no distingue entre apetito y sed. Antes de picar entre horas, cerciórate de hidratarte. Tome agua a lo largo de todo el día en pequeños sorbos. A lo largo del verano requerimos mucho más hidratación debido al calor, de ahí que ten siempre y en todo momento a mano agua fría, jugos naturales, tés helados sin azúcar, etcétera. Un truco es añadir hielo a las bebidas para aliviar las papilas gustativas y eludir la ansiedad por la comida.

Dieta para no engordar en verano

Si deseas regresar de tus vacaciones sin kilogramos de sobra en la maleta, es esencial que aprendas a cuidarte. Pensamos que la mejor dieta a continuar a lo largo de la temporada estival es la mediterránea. Es rica en verduras, frutas, cereales, pescado, carne…

Quizá te interese :  Plan 19 Días Keto

Desayunar

Añade un chorrito de aceite de oliva virgen extra sobre una rodaja de pan integral tostado. Prepara un jugo de naranja natural sin azúcar y acompáñalo de un óptimo café. Ahora tienes todo lo que es necesario para para comenzar el día.

Alimento

Si puedes almorzar en el hogar, opta por recetas de ensaladas ligeras acompañado de carne o pescado a la parrilla. De postre puedes tomar yogur griego con miel o una fruta.

Cena

La cena siempre y en todo momento ha de ser rápida. ¿Qué tal pollo o salmón en papillote con verduras? ¿O quizás jamón y melón?

Y ten en cuenta que el verano está para saborearlo. No te culpes por gozar de un óptimo asado en familia. Te aguardamos a la vuelta para acompañarte en tu rutina deportiva.