Saltar al contenido

Cinco ejercicios para evitar la flacidez de los brazos

Si notas que tus brazos no llegan al nivel deseado, y te gustaría tenerlos a ese nivel, aquí te explicamos una serie de ejercicios para que pierdan flacidez, y estén como una roca.

Flexiones de brazos, en todas y cada una de las variaciones

Las flexiones son un ejercicio tradicional que no debemos dejar de llevar a cabo para trabajar más que nada los tríceps. Tenemos que efectuar flexiones habituales en el suelo o, por poner un ejemplo, efectuar flexiones inclinadas o declinadas para menor o mayor intensidad, flexiones con las palmas de las manos para trabajar la capacidad.

Fondos o salsas con sillas o bancos como punto de acompañamiento

 

Para movilizar el trabajo de los tríceps con nuestro peso del cuerpo debemos de proceder con bases o utilizando sillas o bancos como punto de acompañamiento. Tenemos que apoyar los pies en el suelo y las palmas de las manos en la silla o emplear 2 bancos para mayor intensidad.

Bíceps isométricos, con toalla o cuerda

Más allá de que los tríceps son los más comprometidos, el trabajo de bíceps asimismo puede ayudar a anular la flacidez en nuestros brazos. Por ende, sugerimos realizar un curl de bíceps isométrico usando una toalla o cuerda que tenemos que sostener entre los pies o bajo una mesa por servirnos de un ejemplo y tirar hasta el momento en que el material esté en tensión y nuestro bíceps contraiga, y sostenemos unos segundos y bajamos, logrando repetir nuevamente.

Quizá te interese :  Cuál es la mejor máquina si buscas quemar calorías en el Gym

Extensiones isométricas de tríceps, con toalla o sábana

Arriba, tenemos que efectuar extensiones de tríceps con los dos brazos, tipo isométrico usando una toalla o sábana extendida que sujetaremos con los pies y vamos a pasar tras el cuerpo. En flexión, los dos brazos mantendrán la toalla o sábana y tirarán tratando de prolongar los brazos, soportamos la contracción, aflojamos y tenemos la posibilidad de reiterar unos segundos más.

 

Aleteo de brazos, del costado o de adelante

Para trabajar los brazos con movimientos repetitivos que requieran tensión muscular, tenemos que llevar a cabo este aleteo de los brazos en distintas direcciones y del costado o hacia adelante.

Movilizaremos los brazos sutilmente extendidos y levantados perpendiculares al tronco, arriba y abajo o, en pequeños círculos, adelante y atrás y las palmas hacia arriba o hacia abajo.

Estos son los cinco ejercicios que puedes realizar en el hogar para eludir la relajación de los brazos y ganancia de tono, sin equipo concreto.