Saltar al contenido

Ayuno intermitente, ¿es efectivo para perder grasa?

¿Cómo afecta el ayuno intermitente la pérdida de grasa?

Adelgazar es un desafío al que combaten miles de personas en el mundo entero. Hay distintas dietas que están de tendencia todos y cada uno de los días, o nuevos métodos de nutrición que semejan estar dando sus frutos. Uno de estos es el ayuno intermitente, que ya se conoce desde algunos años. Muchas son las personas que lo pusieron en práctica y afirman que funcionan para la pérdida de grasa y sin ningún género de carencia sobre nutrición. ¿Cómo es este modo de bajar grasa y de qué forma ponerla en práctica?

¿Qué es el ayuno intermitente?

No tenemos la posibilidad de determinar el ayuno intermitente como un género de dieta por el hecho de que no hay alimentos prohibidos. Como es natural, cualquier persona que desee bajar de peso y comer sano lo sabe. Debes quitar ciertos elementos de tu dieta como el azúcar, las bebidas carbonatadas o los alimentos procesados.

Hay mucha literatura científica sobre el ayuno intermitente, con lo que se convirtió en un tema de enfrentamiento, en especial en el planeta del fitness, donde se procura comer bien para ponerse en forma. Evidentemente, hay inconvenientes y ventajas en este protocolo de nutrición, pero los desenlaces asimismo en la pérdida de grasa, y ganancia de masa muscular absolutamente nadie puede negarlos.

¿Exactamente en qué radica el ayuno intermitente? Durante el día se distribuye en 2 periodos: uno de ayuno y otro de comida. En la primera evitas comer, o como bastante puedes tomar agua, té y algo de caldo sin grasa. En el segundo periodo, hablamos de elaborar comidas que alcancen nuestra ingesta calórica día tras día requerida en este período temporal.

Quizá te interese :  5 beneficios de las fresas: sus calorías y propiedades

De qué manera llevar a cabo el ayuno intermitente

Bueno, hasta aquí todo está claro, pero ¿Cuánto dura cada período? Hay distintas métodos: 12/12, 14/10 y 16/8. Que significan estos números? El primero se relaciona con el periodo de nutrición, al paso que el segundo se relaciona transcurrido el tiempo de ayuno. O sea, tenemos la posibilidad de comer 12 horas y no comer a lo largo de las otras 12. El procedimiento más frecuente en inteligencia artificial es el 8/16, en tanto que es el más profundo y el de desenlaces mucho más veloces.

No obstante, quienes usan este procedimiento de nutrición aconsejan empezar dos semanas con 12/12 y después otras un par de semanas con 10/14, a fin de que el cuerpo se acostumbre. Tras un mes, ahora puede empezar el 16/8. ¿Qué implicaría eso? Bastante va a depender de tu horario y de si andas o no habituado a desayunar. Pero, piensa desayunar de manera regular a las 10:00. Esto quiere decir que su última comida, esto es, la cena, no puede finalizar tras las 6:00 p. m. Pasado este tiempo no vas a poder comer hasta el día después.

¿Por qué razón se pierde grasa con el ayuno intermitente?

A lo largo de varios años oímos que el ayuno es malo, pero ahora sabemos que estimula el perder peso. ¿Pues? La primera es que el ayuno intermitente no significa llevar nuestro cuerpo al máximo a lo largo de múltiples días sin comer y con esenciales faltas alimenticias como sucede con el ayuno continuo. Debes saber, es que la diferencia es  que todos y cada uno de los días  que se come, debes ingerir las calorías que requerimos para vivir. Por ende, es una manera saludable de nutrición. tampoco hay alimentos prohibidos si deseas comer un plato que te agrade, únicamente debes calcular las calorías que tiene y restarlas de las que precisas cada día para no pasarte.

Quizá te interese :  ¿Cómo afecta a la salud mental teletrabajar en pijama?

Pero entonces, ¿de qué sirve sostener el cuerpo sin alimento a lo largo de múltiples horas? ¡Este es el misterio! Primeramente, achicar el tiempo de preparación de las comidas puede limitar el consumo de calorías y, en consecuencia, comer menos.

Por otra parte, se estima que los periodos cortos de ayuno asisten a apresurar el metabolismo al acrecentar la norepinefrina, una hormona y neurotransmisor en el cerebro. Por otra parte, reduce la insulina, favoreciendo la oxidación de los ácidos grasos y reduciendo los escenarios de grasa.

Entonces, ¿el ayuno intermitente es una gran idea para reducir grasa y adelgazar? Sí, siempre y cuando se lleve a cabo de manera consciente y, evidentemente, lo combines con una aceptable rutina de ejercicios.